Artículos etiquetados ‘leminyana’

PostHeaderIcon Imágenes de la Sesión en memoria de Ilmo. Sr. D. José Mª Leminyana


Clique en la imagen para ver todas las fotografías mediante el álbum de Facebook creado para tal fin
 
 

CRÓNICAS DE LA SESIÓN EN LOS DIARIOS ARAGONESES:

- Diario del Altoaragón: Roda de Isábena recuerda el ingente trabajo de Leminyana (en PDF)

- Heraldo de Aragón: Emoción y reivindicación en el homenaje a Leminyana (en PDF)

PostHeaderIcon Sesión Pública en memoria del Ilmo. Sr. D. José María Leminyana

La Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis celebrará (D.m.), el próximo día 10 de abril, sábado a las doce horas, en la histórica Catedral de Roda de Isábena, la Sesión Pública, en memoria del que fuera académico de honor Ilmo. Sr. D. José María Leminyana y de Alfaro, que se desarrollará con el siguiente orden del día:

1. Lectura del acuerdo corporativo por el Ilmo. Sr. D. Javier Sauras Viñuales.

2. Discurso laudatorio pronunciado por el Ilmo. Sr. D. Juan Antonio Cremades Sanz-Pastor.

3. Interpretación al órgano por el maestro D. Antonio Baciero.

4. Clausura del acto por el Excmo. Sr. D. Domingo J. Buesa Conde, Presidente de la Real Academia.

PostHeaderIcon Palabras pronunciadas por Juan Antonio Cremades Sanz-Pastor en los funerales de Mosen José María Leminyana de Alfaro

Catedral de Roda de Isábena, 29 de noviembre de 2009

Descargar en formato PDF

Señor Obispo, con la venia.

Se me ha pedido que, como rotense de elección y corazón, pronuncie algunas palabras sobre Mosen Leminyana. Nadie espere que hoy en la catedral de Roda de Isábena haga su panegírico. Del Mosen se puede decir lo que, hace cinco siglos, escribió Jorge Manrique sobre su progenitor en sus Coplas por la muerte de su Padre:

sus hechos grandes e claros
non cumple que los alabe,
pues los vieron;
ni los quiero hacer caros,
pues qu’el mundo todo sabe
cuáles fueron.

Todos hemos convivido con el Mosen. Conocemos sus hechos grandes y claros. No hace falta encarecer lo que le debe la Iglesia, Roda de Isábena y Aragón, por toda su vida de lucha y dedicación. Lo que pudiera decir yo, no lo ignora nadie de los aquí presentes. Sólo puedo expresar mi tristeza. He perdido –como todos los rotenses– mucho al mismo tiempo. Leer el resto de este artículo »

PostHeaderIcon Mosen Leminyana, Académico de Honor

Ha muerto en la ciudad de Barbastro una de las figuras más notables de la vida eclesial del Aragón oriental, de esas tierras que en el pasado fueron la frontera con el viejo territorio condal barcelonés y que en el presente han vivido la necesidad de recuperar su propia identidad y recuperar los bienes que el obispado de Lérida se les llevó por la fuerza de la legislación canónica y que ahora no quiere devolver en cumplimiento de esa misma legislación canónica. Allí, desde la atalaya de Roda de Isábena, protagonizó muchos capítulos de esta reivindicación un sacerdote aragonés que acabó convertido en casi una leyenda, reconstruyendo la vieja catedral rotense, pidiendo la vuelta de sus parroquias al obispado barbastrense y reclamando el regreso de los bienes. Treinta años le han dado mucho juego, treinta años que comprenden al mosen restaurando con sus manos los edificios románicos y perdonando con sus manos bendecidas los pecados de gente tan compleja como el propio Eric el Belga. Hace unos meses, la Real Academia de Bellas y Nobles Artes de San Luis decidió de manera unánime elegirlo Académico de Honor y con esa ocasión escribí una nota en mi blog en la que quise dejar constancia de la importancia de este nombramiento.

Pero, en ese mismo texto planteaba los problemas con los que nos encontramos para proceder a investirlo como Académico de Honor en la propia catedral rotense. Y lo que parecía un peligro al final se convirtió en una realidad. No pudo recibir en vida el reconocimiento material de la Corporación, pero como estamos hablando de un hombre plenamente convencido de la dimensión espiritual de las cosas cumpliremos celebrando en su catedral de Roda de Isábena un acto en homenaje de este Académico de Honor que se nos ha ido de la vida pero que, sin duda, permanecerá espiritualmente por estos parajes a los que amó hasta el límite. Y ese acto seguramente lo celebraremos el sábado 10 de abril del año 2010, cuando la primavera comience a llenar de vida al viejo reino ribagorzano.

Buscador
Redes sociales